El joven asesinado no tenía antecedentes policiales ni judiciales

8 - noviembre - 2019

Transcurridas 24 horas de la aparición sin vida del joven de 18 años en playa Kaiser, que presentaba 7 heridas de arma blanca, los investigadores intentan establecer las horas previas en la vida de la víctima. Se sabe que el joven dejó su vivienda en el barrio Pujol sobre la 1 de la madrugada del jueves. Las causas se desconocen y allí apuntan los sabuesos para intentar alcanzar algún elemento que encause la investigación policial.

Desde la Unidad Regional de Policía se confirmó que la víctima era “una persona que no registra ningún antecedente ni policial ni judicial, es un joven que concurría a la escuela secundaria, era una persona introvertida, no tenía muchos amigos, profesaba una religión no católica y no tenía ningún tipo de conflicto con ninguna persona que permitiera sospechar fueran los autores del hecho” dijo el comisario Mayor Víctor Hugo Acosta.

El  fiscal Ismael Cerda comentó que “se están recabando entrevistas al círculo íntimo de la víctima y se investigan distintas hipótesis, para reconstituir las últimas horas” agregando que “las heridas que le causaron la muerte fueron dos heridas en el cuello corto-punzantes. Además tenía otra cinco puñaladas en el abdomen”.

Desde la policía se tienen la presunción que la agresión contra el joven habría ocurrido en ese lugar. “Por los indicios del personal de Policía Científica analizó y trabajo se presupone que el lugar del hecho habría sido en la parte alta de la restinga y, por alguna situación, habría caído hacia el vacío” comentó el comisario Acosta.