La Jueza madrynense Patricia Reyes forma parte de la Comisión Directiva de la Asociación de Mujeres Jueces de la Argentina

2 - septiembre - 2019

La Jueza Penal Patricia Reyes, integrante del Poder Judicial de Puerto Madryn integra la nueva Comisión Directiva de la Asociación de Mujeres Jueces de la Argentina, entidad que por primera vez tiene entre sus autoridades a una jueza patagónica como Directora Suplente de dicha institución.

“Es muy importante para nosotros poder participar activamente de la comisión directiva de esta asociación, el desafío es grande y las ganas de trabajar también”, destacó Patricia Reyes en su regreso a Puerto Madryn.

Es que la jueza madrynense participó también durante la semana pasada, tras asumir con la nueva CD de AMJA de la Jornada Internacional con más de 300 magistrados y juezas en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, jornada que encabezó la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia junto a Susana Medina, titular de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA).

El objetivo de la AMJA en estos momentos es trabajar para lograr la efectiva aplicación de la perspectiva de género al dictar sentencia, objetivo que no es fácil pero que va ocupando agenda entre los magistrados y jueces del país.

Con especialistas, ministras de cortes de otros países y talleres de análisis de fallos, más de 300 juezas, jueces, fiscales y funcionarios judiciales se actualizaron en la Jornada Internacional “Juzgando con perspectiva de género”.

 “Hablamos de juzgar con perspectiva de género en diversos aspectos, por ejemplo, en aquellos vinculados a la violencia económica, a las distintas violencias o modos donde se presenta la desigualdad de género, para que las sentencias tengan igualdad”, se afirmó.

Durante el encuentro organizado por la Oficina de la Mujer del Máximo Tribunal del país y la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA), surgió que existen normas que en su propia letra portan sesgos de género y discriminación, lo cual -al aplicarlas- se convierte en un desafío para el juez.

Con un lenguaje claro, se explicó que la perspectiva de género implica tratar a las mujeres en un mismo plano, sin estereotipos. “Es establecer que puedan acceder a la justicia sin ningún tipo de discriminación, que puedan ofrecer pruebas y, si éstas no son suficientes, se puedan recabar las necesarias. Implica que las investigaciones se realicen de tal manera que se tomen en consideración el entorno político, social, económico de la mujer para que en un momento dado se pueda realizar una valoración correcta. Significa que la mujer pueda acudir al juicio en la misma equidad procesal que acude el varón y se dicte una sentencia justa”.

Compartí: