“Las autoridades del IPV se burlan de los trabajadores”

14 - agosto - 2019

Sabido es que esta semana comenzó una ocupación pacífica de los trabajadores de la oficina del Instituto Provincial de la Vivienda en Puerto Madryn con el acompañamiento de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Hoy a media mañana, según información que llegó a NoticiasPMY a través de un video y de los propios trabajadores de la oficina, se supo que autoridades del IPV provenientes de Rawson llegaron a la ciudad para lo que terminaría siendo una provocación a los trabajadores.

Noticias PMY tuvo contacto con trabajadores de esta oficina provincial en Madryn y pudo saber según sus propios dichos que “de un lado, los trabajadores que reclaman ante la precariedad de sus empleos, la incertidumbre de cada día, la falta de seguridad, ya no para mañana sino para el hoy inminente. Del otro, las autoridades del Organismo, dando la espalda a los reclamos, en el mejor de los casos con el silencio. Hoy, con provocaciones y burlas hacia los trabajadores y trabajadoras”, señalan.

Pero esta situación no es nueva ni de este último tiempo. El conflicto se extiende a más de un año, cuando un grupo de profesionales precarizados por más de una década, se enteró que estaban por perder definitivamente sus empleos. “Allí se inició un reclamo a través de ATE, para garantizar continuidad laboral y resolverla definitivamente con el  pase a Planta. Siete trabajadores, nada más que siete. Todo anduvo por carriles más o menos cordiales, a través de una mesa de diálogo que permitió extender sus precarios contratos mientras se tramitaba el expediente correspondiente para salir de la irregular situación. Pero, asombrosamente, desde hace tres meses  cajonearon no sólo el pase a Planta, sino que cortaron unilateralmente el diálogo, e incluso “escondieron” las renovaciones de contratos durante semanas, lo que redundó en una mayor incertidumbre de los compañeros afectados. Finalmente, algunos contratos llegaron y otros siguen en la dulce espera”.

Hoy, las provocaciones de los funcionarios

Durante la presente semana se iniciaron acciones concretas para reclamar ante la negligencia de las cabezas del Organismo. Las mismas consistieron en ocupaciones pacíficas progresivas, a la espera de obtener la disponibilidad –ya demorada por meses- de sentarse en una mesa a dialogar la falta de cumplimiento de los acuerdos. La primera fue el pasado día lunes.

“En la jornada de ayer se vio la respuesta institucional a esta acción. No fue la disposición al diálogo, no fueron noticias sobre el expediente tan esperado. Se trató de un apriete liso y llano, al disponer el retiro de una camioneta a una inspectora de obra, con los fines evidentes de impedir que pueda continuar cumpliendo con su trabajo.  Quitar la herramienta de trabajo esencial, para una obra que además debe cubrir más de 60 hectáreas del Barrio Nueva Chubut, es un acto de violencia, no sólo por la acción sino por la falta de explicaciones al respecto”, agrega el comunicado enviado explicando lo sucedido a NoticiasPMY.

Hoy los trabajadores nucleados en ATE realizaron una segunda jornada, la que incluyó ocupación pacífica de la oficina por lapso de tres horas, sin prestación de actividades en el lugar. Durante ese tiempo, los visitantes fueron informados de la situación y recibidos con mate y torta fritas como señal agradecimiento por la paciencia. 

La respuesta de los vecinos y vecinas fue de comprensión y entendimiento. “La de las autoridades del Instituto de la Vivienda, consistió en el apersonamiento en el lugar de un funcionario de rango medio, quien retiró el mencionado vehículo y profirió toda clase de burlas sobre la lucha de compañeras y compañeros que se encuentran en situación de inestabilidad e incertidumbre.  Que vayan a trabajar fue lo mínimo, además de provocaciones a ATE tales como “ustedes no son el IPV, el IPV somos nosotros”.

La respuesta de estos trabajadores y trabajadoras es “nadie puede trabajar sin cobrar”.  Paguen, honren los acuerdos, valoren a quienes brindan un servicio a toda la ciudad de Puerto Madryn. Y no jueguen con la paciencia de quienes reclaman por su justo derecho. Y por último, no se confundan: no son los dueños del IPV. Lo es el Pueblo de la Provincia del Chubut. El pueblo, sus trabajadoras y trabajadores”, concluyó el escrito.