Más de 200 condenados por graves delitos podrían quedar en libertad

24 - mayo - 2020

La Defensa Pública pide que presos salgan en libertad si la condena no fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia en menos de tres años. El pedido generó polémica porque abre la puerta a que cerca de 200 convictos hagan el mismo planteo. Los fiscales se oponen.

El escrito lo presentó la defensora pública jefa Gladys del Balzo el viernes al mediodía y generó polémica. Pide que condenado cuya sentencia no haya sido confirmada por la Corte Suprema de Justicia de Nación antes de los tres años quede en libertad.

Del Balzo presentó pidió el cese del encarcelamiento de Cristian Omar Marinao, condenado a seis años y ocho meses por robo con arma del kiosco Bogotá en 2017.

Marinao ingresó al local portando un arma calibre 22, se la puso en la cabeza al kiosquero y le pidió que le diera el dinero. “Si no me decis donde está la plata te meto un tiro”, lo amenazó. Se llevó cigarrillos, dinero y el celular. Fue apresado a las pocas cuadras, con los elementos en su poder. Una clienta que estaba en el lugar y la víctima lo reconocieron.

El juicio fue en octubre de 2018. Marinao fue condenado, y la sentencia fue ratificada por la Cámara Penal en julio de 2019 y por el Superior Tribunal de Justicia de Chubut en septiembre del mismo año. Pero, según la defensora jefa, la condena no está firme porque “el caso se encuentra a resolución de la Corte Suprema de Justicia, conforme al recurso de queja oportunamente interpuesto por la defensa”. Y pide que quede en libertad.

El planteo generó polémica. Los fiscales creen que puede abrir la puerta a numerosos pedidos de excarcelaciones. “Si se toma en cuenta el planteo de la defensa pública, alrededor de 200 personas condenadas por delitos graves como homicidios, abusos sexuales y robos agravados podrían salir en libertad”.

“Cuando una condena de primera instancia fue confirmada por la Cámara Penal, la persona ya pierde el estado de inocencia que llevaba hasta el juicio. Y debe empezar a cumplir la condena dictada”, explicó el fiscal jefe Daniel Báez.

En Chubut se llega al juicio oral en un plazo de dos años. “Pero es imposible que una sentencia pase por las distintas instancias de apelación, que son la Cámara Penal, Superior Tribunal de Justicia de Chubut y Corte Suprema de Nación en un año”, indicaron desde la Fiscalía.

Báez dio un ejemplo sobre las posibles repercusiones de aceptar dicha posición: “El 9 de junio se cumplen los tres años de la condena a 15 años dictada a Isaac Johnson e Iván Almonacid por el crimen del jubilado Eliberto Santos Ramos. El caso también ya fue confirmado por todas las instancias provinciales y se encuentra en la Corte Suprema de Justicia. Y con este planteo también deberían salir en libertad”. La Oficina Judicial deberá fijar este lunes la audiencia para resolver el planteo efectuado por la defensora.

Fuente: Ministerio Público Fiscal Puerto Madryn

Compartí: