Red Chamber comenzó a reparar el buque Cabo Vírgenes

2 - diciembre - 2019

Después de una extensa negociación con el Consorcio Portuaria de Mar del Plata, la empresa Red Chamber Argentina con asiento en Puerto Madryn logró tomar posesión del buque Cabo Vírgenes que pertenece a la expropiada Alpesca.

Si bien la empresa ya puede disponer del barco, el mismo se encuentra completamente desmantelado, corroído y no está en condiciones de navegabilidad.

Según informó la compañía, la recuperación de la flota de Alpesca, Red Chamber Argentina invirtió 2.5 millones de dólares en reparar el Promarsa III que ya consiguió salir a pesca durante unos días y está listo para sumarse a la próxima zafra de langostinos.

El informe técnico que se le presentó a Red Chamber indica, con respecto al Cabo Vírgenes es que le arrancaron todo el cableado y el tablero eléctrico principal, del que sólo quedó el chasis. También sustrajeron antes de la entrega el motor principal, el sistema hidráulico del guinche, del paso controlable y la bomba del sistema de combustible. Es decir, completamente saqueado.

Además, el mismo informe indica que la sala de máquinas está desmantelada. “El interior de la timonera prácticamente destrozado y vandalizado. Los equipos electrónicos rotos, cables cortados, muebles rotos. Se encuentra habitado por palomas y gaviotas y presenta faltante de cinco ventanas de timonera”, se agrega.

El Cabo Vírgenes pasó los últimos seis años en el puerto de Mar del Plata luego que en 2013 el grupo Baldino lo abandonara antes de vender la fallida empresa a Omar Segundo. A partir de ese momento, junto al Promarsa I fueron desmantelados y hoy se encuentran sin posibilidad de salir a navegar por el enorme deterioro que sufrieron.