Sapag S.A. abandonó la obra de la doble trocha y dejó 32 trabajadores en la calle

6 - enero - 2020

Las expectativas por la reanudación de los trabajos de la doble trocha Trelew- Madryn se esfumaron como agua entre los dedos. La firma constructora neuquina Sapag S.A. anunció la decisión de echar a los 32 operarios y abandonar el proyecto vial iniciado en la presidencia de Néstor Kirchner y que se convirtió en un ícono del abandono y la decidía del estado.

Desde la entidad sindical realizarán presentaciones ante la Secretaría de Trabajo con el fin de dictar la conciliación obligatoria y, como segunda instancia, comenzar con medidas de acción directa. Javier Moya, dirigente de la UOCRA, afirmó “no queda nada en la zona de la empresa Sapag”, quien recordó que “nosotros veníamos siguiendo si estaban las máquinas. Ellos habían puesto custodia policial y entre el viernes y el lunes se llevaron algunas de las máquinas que estaban en Trelew”.

El dirigente sindical afirmó que lo sucedido con la obra “era la crónica de una muerte anunciada”, quien recordó que “mantuvimos una reunión con la empresa antes del receso vacacional donde nos manifestaron que el 6 de enero se reincorporaba la gente y el día 14 arribaría la planta de asfalto para continuar con las tareas y terminar el acceso sur a Puerto Madryn” recordó Moya.

A primera hora del día el transporte debía pasar a buscar a los operarios pero nunca llegó. Ante ello decidieron trasladarse por sus propios medios hasta el obrador y allí observaron que nada quedaba y que la empresa había tomado la drástica decisión de irse. En paralelo, el responsable de la obra informaba a cada asalariado que este lunes recibirían en sus hogares el telegrama de despido porque la decisión estaba tomada y es no continuar con el proyecto vial iniciado hace 20 meses.

“Esto hace un año lo venimos diciendo. Veíamos que la obra no tenía buen ritmo y que iba para atrás, un vaciamiento, Vialidad Nacional tiene mucho que explicar sobre cómo se manejaron. Durante este tiempo solo jugaron con tierra” sentenció Moya.

Compartí: