Tragedia de los bomberos: “Estos 27 años han sido de mucho dolor, es una herida que nunca se cerrará” dijo Susana Vivas

21 - enero - 2021

El Jefe Comunal de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, encabezó el acto homenaje donde se recordó y honró la memoria de los 25 bomberos voluntarios que dieron su vida combatiendo un incendio de campo el 21 de enero de 1994. En esta oportunidad, hicieron uso de la palabra la madre de uno de los bomberos fallecidos, Susana Vivas y Gastón Alcucero, presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn.

“Estos 27 años han sido de mucho dolor. Yo no quiero estar así, quiero estar bien para que él me vea bien pero –lamentablemente- esta es una herida que nunca se cerrará” expresó una visiblemente angustiada Susana Vivas.

De pie frente al atril, la mujer manifestó con su voz entrecortada que “este dolor es muy grande y nosotros andamos por la vida tratando de sobrellevar  esto” agregando que “se nos hace difícil pero no podemos estar todos los días llorando por las calles y tratamos de sobrevivir con este dolor pero está herida jamás se nos va a cerrar”.

La mamá de Carlitos Heghi realizó un pedido a toda la comunidad para que “no se olviden de nuestros hijos” y para “cuando no estemos nosotros se acuerden de ellos y hagan un pequeño homenaje”.

Gastón Alcucero, presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn, manifestó que “hace 27 años atrás ocurría el hecho luctuoso más grande, que la verdad uno jamás puede imaginar pudiera ocurrir, en el que 25 compañeros nuestros pasaron a la inmortalidad como mártires, no sin antes luchar por el bienestar de la ciudadanía, y tal vez con la osadía y la inocencia de aquellos que todo lo dan sin pedir nada a cambio”.

En sus palabras, la máxima autoridad bomberil reconoció que “sus familiares todavía hoy no tienen consuelo. Porque nadie de nosotros tampoco lo tiene. Lo único que hicimos a partir de aquel día fue decir un nuevo y nuestro “Nunca Más”. Nunca más a dejar hilos sueltos en el sistema de bomberos. Nunca más al desentendimiento del Estado. Nunca más a la imprevisión”.

Desde allí Alcucero remarcó que “apuntamos claramente a la prevención, a la capacitación, a perseguir un profesionalismo sin precedentes en la centenaria historia de bomberos en la Argentina. Con el mismo altruismo y voluntad con los que ellos salieron ese trágico 21 de enero, pero velando por los intereses de nuestros valientes compañeros que salen hoy a cuidar la vida ciudadana, todos los días del año, a cada minuto, sin descanso y sin desmayo”.

Compartí: