Una noche de alcohol que terminó a los golpes

1 - agosto - 2020

En más de una oportunidad se ha escrito y expresado sobre las consecuencias que el alcohol genera y, que en muchas ocasiones, termina siendo el disparador de peleas por el simple hecho que los parroquianos se “desconocen”.

Lo ocurrido en una vivienda  la calle Villarino al 1000 se encuadra en esa categoría. La velada del viernes encontró a dos hombres compartiéndola y entre trago y trago transcurría la misma hasta que la paz y armonía se rompió.

En plena madrugada el personal policial fue advertido de una pelea que se estaba produciendo en el interior de una vivienda, ubicada sobre la calle Villarino al 1000. Cuando los uniformados arribaron constataron la disputa que se había e incluso uno de los participantes presentaba signos de la violencia en su rostro.

Además de la pelea, el personal interviniente detectó que los dos sujetos estaban bajo los efectos del alcohol luego de una noche donde la ingesta de bebidas se hizo notar. Esto quedó plasmado cuando, tras la identificación, el personal policial los consultó sobre el porqué de la pelea.

Allí ninguno de los dos sujetos pudo dar razón o intento de justificación de las causas que dispararon la agresión sino que se limitaron a responder que ignoraban las razones que generó la férrea pelea dentro del inmueble.

Uno de los participantes se retiró de la casa acompañado por su hermano menor, en tanto que el propietario tuvo que ser trasladado hasta la guardia del hospital para ser atendido por las lesiones provocadas por los golpes.

Compartí: