Jorge Burgueño: “Hechos como el reciente muestra la violencia inusitada que existe en la calle con personas que buscan permanentemente conflictos y terminan con la vida de una persona inocente”.

13 - abril - 2020

El homicidio inexplicable de Alan Bopp ocurrido en la madrugada del sábado 11 de abril prende las alarmas nuevamente de la violencia sin sentido, sin motivo, con la que los delincuentes salen a las calles de la ciudad en búsqueda de su próxima víctima.

Si bien – Juan Colemil y Nicolás “El Ruso” Hammond- los dos acusados por el homicidio del joven de 21 años del Barrio Comercio 3 y el intento de homicidio sobre Rodrigo Ojeda que aún permanece internado en la ciudad, tuvieron su audiencia de control de detención y se determinó que permanecerán con prisión preventiva hasta tanto continúe la investigación de los hechos, el Fiscal Jorge Burgueño no dejó pasar la oportunidad de remarcar esta preocupación que se observa desde el Ministerio Público Fiscal con el accionar de jóvenes también en su mayoría, que arrebatan la vida de otras personas en situación de robo o simplemente buscando una pelea, un pleito que les otorgue –para ellos- la excusa para más violencia.

“Otra vez estamos lamentando una víctima muy joven. Gracias al accionar a la Policía se detuvo a los dos imputados por el crimen de Alan Bopp. La investigación indica que los imputados iniciaron una discusión con las víctimas, una de ellas fatal cuya herida provocó una pérdida de sangre muy importante. El intento de robo quedó descartado, fue una provocación sin sentido por parte de los imputados, fue una cuestión banal y sin sentido por parte de los imputados”, explicó el Fiscal Jorge Burgueño.

Ambos imputados cuentan con causas anteriores. Uno de ellos tenía el beneficio de libertad condicional, por un hecho de tentativa de homicidio, un hecho similar al que terminó quitándole la vida de Alan Bopp.

“Si hacemos una estadística de los motivos por los cuales un homicida concreta su propósito de matar, en su mayoría se dan a consecuencia de situaciones banales, de exacerbaciones, por alcohol o drogas, pero las discusiones son muy burdas y esta vez no fue la excepción”, agregó el fiscal.

Rodrigo Ojeda, el joven que fue víctima también del accionar de los imputados se encuentra fuera de peligro y estable tras haber recibido la atención en el Hospital Andrés Isola donde permanece internado.

 

Compartí: