Un trabajo del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales del Conicet confirmaría que el Naufragio en Bahía Galenses se trata de un barco ballenero de Estados Unidos perdido en 1859

28 - agosto - 2022

El portal misteriored.com publicó que el naufragio de Bahía Galenses, a pocos metros de Punta Cuevas podría ser un barco ballenero de Estados Unidos perdido en 1859. Lo mismo sucedió con otros espacios especializados en ciencia y tecnología e incluso Clarín, dentro de los medios nacionales se hizo eco.

“Los restos de un barco ballenero llamado Dolphin parecen haber sido encontrados. Era un ballenero de Rhode Island, Estados Unidos, visto por última vez a flote hace más de 150 años”, señalan en parte del informe publicado.

Producto de la publicación de un trabajo de Ignacio Mundo perteneciente al Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA) que es una Unidad Ejecutora dependiente del CONICET, de la Universidad Nacional de Cuyo y del Gobierno de la Provincia de Mendoza.

“No puedo decir con 100% de certeza, pero el análisis de los anillos de los árboles indica que es muy probable que este sea el barco”, dijo Ignacio Mundo, autor principal del estudio y dendrocronólogo de IANIGLA-CONICET, un laboratorio argentino, en un comunicado del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia.

El barco fue descubierto en las costas de Puerto Madryn en 2004, y varios años después los restos (los restos más desnudos de las costillas del barco y parte de su casco), fueron excavados por primera vez. La especulación de que el barco era el Dolphin ha estado circulando durante una década, pero el equipo reciente cree que los datos de los anillos de los árboles lo certifican.

Los anillos de los árboles son una herramienta increíblemente útil para fechar eventos, desde erupciones volcánicas hasta el colonialismo en América del Norte. Codifican tendencias climatológicas como las sequías y, por supuesto, dicen la cantidad de tiempo que ha existido, ya que a un árbol le crece un anillo por cada año que ha vivido.

Se tomaron un par de muestras de madera (es decir, fueron removidas por una motosierra) del naufragio y se compararon con el North American Drought Atlas. El atlas contiene muestras de anillos de árboles de unos 30.000 árboles que datan de hace más de 2.000 años.

La comparación confirmó que las costillas del naufragio estaban hechas de roble blanco, y su casco y clavos de madera estaban hechos de pino amarillo y algarrobo, respectivamente. Los tres tipos de árboles crecen en el este de los Estados Unidos. La datación de la madera indicó que algunos de los árboles comenzaron a crecer en 1679, y los últimos robles se cortaron en 1849, un año antes de que comenzara la construcción del Dolphin.

“Los arqueólogos son más conservadores, prefieren un estándar un poco más alto, y no los culpo”, dijo Mukund Rao, dendrocronólogo del Laboratorio de anillos de árboles Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, en el comunicado de la universidad. “Es cierto que no tenemos algo como la campana del barco. Pero para mí, la historia está ahí, en los anillos de los árboles”.

Los detalles parecen alinearse, pero no hay certeza absoluta sobre la identidad del naufragio. Fue una historia diferente para el descubrimiento este año del barco naufragado que transportaba a la expedición de Shackleton. En ese caso, el nombre Endurance todavía está claramente estampado en la popa, más de un siglo después de que el barco se hundiera en el fondo del mar de Weddell.

Compartimos el link del estudio presentado en Columbia, Estados Unidos:

https://lamont.columbia.edu/news/scientists-say-shipwreck-patagonia-long-lost-1850s-rhode-island-whaler

Compartí: